Consejos, Decoración, Interior

Las nuevas mamparas: un conjunto de funcionalidad y elegancia

Es un hecho que las mamparas son unas grandes aliadas de la funcionalidad en el cuarto de baño, y es que gracias a ellas podemos mantener nuestros baños limpios. Pero, el confort no es todo lo que buscamos en nuestro baño, también la elegancia. Es por eso, que entran en acción los diseños de las nuevas mamparas. Casi no podrás notar que están presentes, estos modelos favorecen el confort, la integridad y mantienen a raya las salpicaduras.

La vida tras el cristal

Hoy en día sería imposible imaginar nuestros baños sin mamparas. ¿Quién protegería nuestros suelos y muebles frente las salpicaduras de agua? ¿Quizá una cortina o un muérete de obra? De verdad que no prefieres una mampara que garantice la higiene, limpieza y elegancia de tu baño?

Acierta al elegirla

Ya seas amante de la ducha como la bañera, las mamparas se adaptan a todo ámbito de situaciones y lugares. Siempre listas para adaptarse a tus necesidades y particularidades. Por ejemplo, si tienes niños, ya no tendrás que preocuparte de que tu suelo acabe con un gran charco de agua. También son importantes las condiciones del espacio: los metros, la distribución, las particularidades de tu cuarto de baño: un plato de ducha en una esquina o huecos abuhardillados, por ejemplo, necesitarán otra solución diferente. Y, ya puestos a pedir, procura que sea fácil de limpiar y de mantener. Algunas marcas incorporan un tratamiento que forma una película protectora en el vidrio, que repele los líquidos y evita en gran parte la suciedad y la cal.

Últimas tendencias

Además, estos nuevos diseños apuestan por la transparencia, que permite que se fundan con el ambiente, no ‘come’ metros visuales y deja pasar la luz; y por una perfilería (casi) invisible con ángulos rectos y sin guías inferiores. El vidrio es, quizás, el material preferido, por sus muchas ventajas prácticas y estéticas, aunque los sintéticos son otra buena opción, que, además, precisan menos cuidados. Si prefieres mayor intimidad, elige un acabado traslúcido o serigrafiado, asн permitirбs el paso de la luz, pero no de las miradas indiscretas. Además, casi todos los fabricantes permiten personalizarlas, con impresiones digitales del motivo o la foto que elijas, con diferentes colores para los perfiles o el cristal.

Cerrar o no la puerta

¿Cómo desearías cerrar la puerta? Aunque, tal vez, prefieras no hacerlo. Sin duda, esta entrando con fuerza los modelos correderos, ya que ahorran metros, permiten su apertura en todas las situaciones –incluso cuando hay un sanitario o un mueble a escasos centímetros–, ya que no precisan ángulo de apertura y son muy cómodas en el manejo. Eso sí, su invisibilidad es más difícil de conseguir porque cuentan con más perfilería.

Pero a pesar de el auge de los modelos correderos, no nos podemos olvidar de mencionar las batientes. Se trata de unos diseños minimalistas, se pueden abrir hacia dentro o hacia fuera, según las condiciones del baño, y te dan mayor sensación de espacio. El resto de puestos, lo ocupan las puertas plegables y los paneles fijos, muy prácticos, especialmente en baños pequeños, aunque sin la belleza estética del resto.

Visita nuestras mamparas aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 6