Consejos, Decoración, Interior

Innovación en el baño: platos de ducha de resina

Cada vez más, estamos más centrados en innovar en la estética, en lo formal, en la personalización y en la adaptabilidad de los objetos, sin olvidar lo que es realmente importante: su utilidad. En especial, una de las áreas donde tenemos más en cuenta estas características es el baño, en concreto la ducha.

Una de las últimas tendencias para personalizar el baño son los platos de ducha de resina, conocidos como platos de ducha de resina o de carga mineral. En esta entrada, hablaremos más en concreto sobre sus características y ventajas, así como los distintos tipos de estilo.

Características de los platos de ducha de resina

Estos tipos de platos han ganado mucha popularidad en los últimos tiempos por sus particularidades. Permiten una gran capacidad de adaptación por sus características técnicas y por los tipos de material que se usan para formar los platos d ducha de resina o de carga mineral. A continuación os explicamos brevemente con qué tipo de material vais a contar:

Ofrecen una gran resistencia y durabilidad: Por su sistema de fabricación ofrecen una mayor resistencia a los arañazos y los golpes que los platos de ducha clásicos: acrílicos o cerámicos. Además garantizan una mayor durabilidad y un perfecto mantenimiento del color de los pigmentos minerales.

Son Antibacterianos: El plato de ducha cuenta con una capa superficial de Gel Coat, un material altamente resistente que le proporciona mayor resistencia al plato, propiedades antibacterianas y anti moho.

Son antideslizantes: Su cubierta está diseñada con un acabado texturizado que le proporciona propiedades antideslizantes  agradable al tacto.

Fácil limpieza: Una simple pasada con agua es suficiente para su correcto mantenimiento.

Instalación de los platos de ducha

Ofrecen grandes ventajas en la instalación. Gracias a que es muy fácil instalarlo nos ahorraremos tiempo y ganaremos comodidad.

Este tipo de platos puede instalarse de dos maneras a ras del suelo o sobre él. Si lo instalamos a ras del suelo destacará por su continuidad con el pavimento, esto ofrecerá facilidad a personas con movilidad reducida y además una horizontalidad y estética más limpia, pero nos dejará un hueco entre el pavimento y el plato. En cambio, si instalamos el plato de ducha de resina sobre el pavimento evitaremos el hueco y la estética seguirá siendo prácticamente la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 13 =