Consejos, Decoración, Interior

4 Consejos para acertar con tu nuevo fregadero

¿Pensando en renovar tu cocina? Entonces, no puedes olvidarte del fregadero. Se trata de uno de los utensilios con más uso, ya sea para fregar o para lavar alimentos con agua. Por ello, renovar el fregadero es más importante de lo que parece. Deberá ser duradero, estéticamente moderno y cómodo para nuestro modo de vida.

Desde Almacén Fontanería os ofrecemos 4 sencillos consejos  para acertar en tu nuevo fregadero.


1. Adapta el fregadero al espacio de la cocina

Si en tu cocina dispones de espacio suficiente, te aconsejamos instalar un fregadero de doble seno, e incluso buscar un diseño con escurridor para las verduras y hortalizas.

Pero cuando tienes una cocina pequeña, donde cada rincón está aprovechado al milímetro, es más complicado acertar con un buen fregadero. En este caso lo mejor será elegir un fregadero de un único seno, o tal vez por uno de los diseños en esquina, poco conocidos, pero de lo más práctico para aprovechar esas zonas.


2. ¿Cúal es el tamaño adecuado?

Existen grandes, normales, minis y de diferentes formas. Lo ideal es elegir el diseño más grande y profundo posible dentro de las características del mueble. No te resultará difícil encontrar fregaderos de 60 y 45 cm de ancho con grandes diseños. En el caso de los llamados tamaños mini, también existen buenos diseños, pero estos son más difíciles de encontrar, ya que no suelen ser tan habituales. Otros fregaderos a tener en cuenta son los redondos, ya que aprovechan muy bien el espacio.


3. Escoge el material que más te guste

Una vez has decidido el tamaño del lavadero, toca elegir en que material, acabado y color lo quieres. Este puede ser un buen momento para darle otro aire a la cocina. Hay modelos de cerámica, pilas de mármol que quedan muy bien con la encimera, de acero inoxidable para las cocinas de estética industrial, los modelos fabricados en cuarzo y resina que dan un aspecto muy auténtico y natural, y lo de resina sintéticos que dan un toque vintage con su gama de colores.


4. Por último pero no menos importante, la grifería.

Al cambiar el fregadero, la mejor grifería posible sería una con el mismo estilo y las mismas prestaciones. Existen los modelos extraíbles, muy modernos y funcionales. Y, por otra parte, tenemos los grifos totalmente ocultos, ya que van integrados en fregaderos con tapa abatible, dejan más espacio de trabajo cuando no se utilizan.

Con estos cuatro sencillos consejos que te hemos dado acerca de los fregaderos, le darás un gran cambio a tu cocina aportando armonía estética y confort.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

39 − 35 =