Consejos, Decoración, Interior

Tecnología y diseño se unen en los nuevos sistemas de ducha

La tecnología crece a pasos agigantados, y con ella también avanza el sistema de ducha convencional, ya que no solo cubren una sola necesidad porque hoy en día pueden beneficiar la salud y el bienestar del usuario.

Hace tiempo que la gente cambió de una bañera a una ducha convencional por comodidad y funcionalidad, pero con las nuevas tecnologías lo que antes era una simple ducha, ahora es una cosa totalmente distinta.

La tecnología se ha trasladado también al cuarto de baño y ha transformado el uso de productos de higiene en productos para el bienestar, gracias a innovaciones como la incorporación de la domótica.

Podemos ver el avance de la tecnología en este sector con la fusión del inodoro-bidé, en las posibles funciones de ducha, controladas por mandos resistentes al agua, y distintos tipos de rociadores que, instalados a diferentes alturas, son una experiencia saludable.

Disponemos de un gran abanico de posibilidad y productos, los cuales se rigen por unas pautas y unos estudios científicos, con el fin de mejorar aspectos como la funcionalidad, la higiene, el bienestar, el diseño, la eficiencia energética y la comodidad del usuario.

Una apuesta segura es la ducha horizontal, enfocada en los puntos clave de relajación y de contractura del cuerpo humano, para tener chorros regulables a distintas distancias, de modo que el usuario pueda recibir un hidromasaje. La ‘cromoterapia’ es una de las mejores prestaciones, ya que hay efectos positivos probados en el estado de ánimo y en la sensación de bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *