Decoración, Interior

Únete a la tendencia de la cocina abierta al salón

Prácticamente las cocinas cerradas forman parte del pasado. Actualmente, los espacios abiertos marcan tendencia en el mercado, y es por eso, que una de las reformas más comunes en los últimos años es la de abrir la cocina al salón. Para llevar a cabo este tipo de reforma hay que tener en cuenta distintos factores y debe ser una decisión meditada.

Este tipo de cocina debe estar en línea con el diseño del resto de la casa, ya que el salón y la cocina van a estar juntos dentro del mismo espacio.

OLVÍDATE DE LAS PREOCUPACIONES POR LA INSTALACIÓN

Gracias a los avances tecnológicos en los nuevos materiales y electrodomésticos podemos ubicar la cocina casi donde queramos. Existen campanas sin tubo que nos permiten situar los fogones en cualquier parte. Tenemos que tener en cuenta donde vamos a poner la toma de agua, pero eso no suele ser un problema.

¿QUÉ Y CÓMO ELEGIR?

  • Electrodomésticos poco ruidosos.

Los espacios abiertos nos permiten estar comunicados con otras partes del hogar, y es por eso que tenemos que tener en cuenta que nuestros electrodomésticos no superen ciertos decibelios, ya que al estar abierta la cocina al salón o a cualquier otra parte de la casa puede ser molesto para el día a día. Lo bueno es que ahora casi todas las marcas trabajan este punto y puedes encontrar campanas, lavadoras, secadoras y lavavajillas muy silenciosas.

  • Fregadero grande o muy grande.

Un punto clave para ver la cocina recogida y más limpia es escoger un fregadero bastante grande y situarlo en una parte discreta de la encimera. De esta manera no se verán los “cacharros” sucios o sin fregar.

  • Fuegos o fregadero en la barra.

Si tu cocina de ensueño tiene una barra de cocina y quieres que en ella se incluyan el fregadero o la placa de cocina, tienes que tener en cuenta que debe tener al menos 90 cm de ancho, ya que la zona de los fuegos o del fregadero debe medir 60 cm y 30 cm restantes para poder comer con comodidad.

  • Olvídate del alicatado en las paredes.

Es más sencillo y práctico optar por pinturas plásticas fácilmente lavables y anti-moho. En frente de los fuegos puedes poner revestimientos como el de la encimera o acristalados.

  • No te olvides del suelo.

Existen dos opciones en este caso, elegir un mismo suelo para todo el espacio, ya que parece que sea más grande, o colocar suelos distintos en la cocina y en la zona del salón. La primera opción es válida para suelos laminados, cerámicos o microcementos. En caso de colocar suelos distintos, no intentes imitar un material y otro. Mejor destácalo como si fuera una alfombra y haz que el suelo nos sirva para zonificar el espacio.

  • Elige bien tus muebles de cocina.

Deja los acabados de alto brillo y los colores vibrantes en mobiliario de cocina para cocinas estándar. En este tipo de cocinas la mejor opción es usar acabados mate o madera, de esta manera conseguirás integrar bien la cocina con el resto del espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *